Brindaron nueva capacitación técnica a personal del S.P.P que monitoreará las pulseras electrónicas

Brindaron nueva capacitación técnica a personal del S.P.P que monitoreará las pulseras electrónicas

La capacitación estuvo a cargo del Lic. Marcelo Acosta, gerente Operativo de la Empresa Surely, que es la firma proveedora de los equipos.

 

En el marco del convenio firmado -oportunamente- entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Ministerio de Gobierno de Misiones, en la jornada de hoy se realizó en el Edificio Torreón -sede de la Dirección General del Servicio Penitenciario Provincial- la segunda jornada de capacitación técnica para la implementación del “Programa de asistencia de personas bajo vigilancia electrónica”, con el fin de formar a operadores del Servicio Penitenciario Provincial y del Patronato de Liberados que próximamente van a monitorear las pulseras electrónicas que les serán colocadas a aquellos detenidos que gocen de arresto domiciliario.

La capacitación estuvo a cargo del Lic. Marcelo Acosta, gerente Operativo de la Empresa Surely, que es la firma proveedora de los equipos. Acosta se encargó de explicar a los presentes cómo funciona el sistema y cómo deberá actuar el personal que tendrá a su cargo la central de monitoreo, cuya base se montará en la sede de la Dirección General del S.P.P.

En este sentido, al referirse sobre cómo funciona el sistema explicó que “consiste en un Centro de Monitoreo con operadores que supervisan, controlan y monitorean remotamente la presencia de cada detenido en su domicilio, utilizando para ello una pequeña “unidad transmisora”, fijada generalmente al tobillo del detenido que está vinculada a una unidad domiciliaria de control que se instala en el interior de la vivienda del interno”.

Además, añadió que “esta unidad -una vez instalada- inicia una comunicación de datos en forma automática, utilizando líneas telefónicas fijas o celulares con los servidores de la Estación Central cada vez que haya que reportar cualquier novedad que sea de interés”.

El coordinador Provincial del Programa de Supervisión, Monitoreo y Rastreo Electrónico de Personas en Conflicto con la Ley, Dr. Sebastián Maidana, explicó que la capacitación se desarrolló bajo dos ejes fundamentales, por un lado el control del Estado para las personas bajo vigilancia, y por otro el abordaje psicosocial y acompañamiento.

También agregó que “hoy estamos capacitando y ultimando detalles sobre todo lo referido a la aplicación de los dispositivos”.

El Oficial Maidana precisó además que “el proceso inicia una vez que el Juez lo solicita, oportunidad en que el Patronato de Liberados realiza un informe socio-ambiental y técnico en el domicilio del interno, para ver si están dadas las condiciones para la

instalación de la pulsera electrónica y los dispositivos de monitoreo. Una vez que ello se produzca, el Patronato de Liberados informa al Juez para que disponga si decide otorgar o no el beneficio de la prisión domiciliaria con la pulsera electrónica”.

“Este tipo de monitoreo es esencial para el trabajo que viene desarrollando el Ministerio de Gobierno y el Servicio Penitenciario Provincial en cuanto a la resocialización de los internos, además sigue los lineamientos de los tratados internacionales sobre trato humanitario a personas privadas de su libertad” enfatizó Maidana.

Participaron de la presentación y posterior capacitación el subsecretario de Seguridad y Justicia, Ariel Marinoni; la directora General del Servicio Penitenciario Provincial, Alc. Gral. Nilda Estela Correa; el subdirector General, Alc. Gral. Julio Cesar Zarza; el inspector General, Alc. Gral. Eduardo Ramón Galban; la Plana Mayor de la Institución y personal penitenciario de las diferentes Unidades Penales de la Provincia.

El programa busca colaborar con el Poder Judicial, ya que mediante el uso de las pulseras, se puede llevar un control eficiente y saber si la persona (interno y/o interna) está o no en el domicilio. El mismo contará con la participación de un equipo multidisciplinario compuesto por psicólogos, trabajadores sociales y técnicos que luego de la solicitud judicial evaluarán las condiciones técnicas y sociales del domicilio, del interno y su grupo familiar o referente para determinar la viabilidad o no de implementar el dispositivo.

Es oportuno señalar que los beneficiarios del programa son la personas detenidas en particulares condiciones de vulnerabilidad, es decir internas/os adultas/os de baja peligrosidad, enfermos, ancianos, discapacitados, embarazadas y madres de niños menores de 5 años, siempre que la entidad judicial lo considere necesario.

Una vez colocadas las pulseras o tobilleras, emitirán una señal que será monitoreada las 24 hs.. El sistema electrónico permitirá conocer los movimientos de las personas y accionará una alarma si el detenido sale del perímetro de la vivienda como así también otras situaciones que puedan alterar el normal funcionamiento del dispositivo.

Deja un comentario