LA GRIPE PUEDE PREVENIRSE

LA GRIPE PUEDE PREVENIRSE

Junto a las bajas temperaturas del invierno, llegan a la mayoría de los hogares argentinos los síntomas de la gripe. Se trata de un virus sumamente variable, que evade el sistema inmunológico del organismo, afectando a nariz, garganta, bronquios y en algunas oportunidades, pulmones. Con el objetivo de promover el bienestar de la sociedad, la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló brinda algunos consejos para tener en cuenta y prevenirla.

Hablar de influenza o gripe, implica hablar de una infección que suele prologarse a lo largo de una semana y se caracteriza por la aparición de fiebre alta, mucosidad nasal, dolores musculares, cefalea, dolor de garganta y tos seca. Dentro de las diversas gripes, hay una que es la más temida: la A, una enfermedad viral respiratoria que se trasmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de la tos, el estornudo y el contacto con superficies u objetos contaminados.

La forma más eficaz de prevenir estas enfermedades es la vacunación. Además, es importante conservar los buenos hábitos de higiene, como cubrirse la boca al toser y lavarse las manos varias veces al día con agua y jabón o alcohol en gel. Asimismo, es aconsejable evitar el contacto estrecho con las personas enfermas y quedarse en el hogar cuando comienzan a aparecer los síntomas.

El Dr. Gerardo Laube, médico infectólogo y Director del Dpto. de Posgrado de la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló, refuerza la importancia que tiene la consulta con el médico ante los primeros síntomas: “la atención temprana es necesaria para poder administrar los fármacos correspondientes y dar al paciente el tratamiento adecuado”.

Ante la reticencia de muchas personas de vacunarse, el doctor remarca que todos los grupos entre 2 y 64 años que tienen problemas crónicos de salud ya sea pulmonares, cardíacos o renales deberían hacerlo una vez por año. Además, también acentúa la importancia de que lo hagan las embarazadas en cualquier momento del embarazo, para proteger a la mamá y al

bebé que hasta los seis meses no se va a poder vacunar. También refuerza la importancia de hacerlo a todas las personas mayores de 65 años.

Como todos los años, la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló promueve hábitos saludables para cuidar la salud de los argentinos.

CONSEJOS PARA PREVENIR EL CONTAGIO

Aplicarse la vacuna antigripal. Las defensas se producen entre los 10 y los 14 días posteriores a la vacunación. La vacuna se consigue en todos los vacunatorios del país y es gratuita para las embarazadas, niños de 6 meses a 2 años, mayores de 65 años, miembros del equipo de salud y para todas las personas que pertenezcan a grupos de riesgo.

Beber mucho líquido y seguir una buena alimentación.

Aislar bien el hogar: Ventilar los ambientes y permitir la entrada del sol en casas y otros ambientes cerrados.

Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. Enseñarle esta acción a los más pequeños para que lo realicen en la escuela y fuera del hogar.

Abrigarse frente a las bajas temperaturas. Es importante vestirse con prendas de abrigo que puedan ir quitándose si hace calor.

 

Deja un comentario