Consejos para prevenir el colesterol malo

Consejos para prevenir el colesterol malo

Cada vez son más las personas que eligen llevar hábitos alimenticios sanos. Gran cantidad de patologías pueden ser prevenidas manteniendo una correcta nutrición, entre ellas, los problemas de colesterol en sangre.

La Facultad de Medicina de la Fundación Barceló informa de qué se trata el colesterol, sus tipos y todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de prevenir esta condición.

Es necesario comprender que el colesterol es un lípido que cumple funciones fundamentales en nuestras células. Se clasifica en LDL-C, conocido como colesterol malo dado a que en exceso puede alojar moléculas de grasa en las arterias, y HDL-C, o también identificado como colesterol bueno, que puede remover dichas moléculas de las paredes arteriales.

Para derribar algunos mitos, este no sólo proviene de la alimentación: un 70% es producido por el organismo. Sin embargo, a través de los nutrientes que incorporemos y en combinación con hábitos saludables, podemos prevenir problemas de colesterol que podrían traducirse en factores de riesgo cardiovasculares.

Con el objeto de prevenir patologías relacionadas al colesterol, Pilar Llanos, la Licenciada en Nutrición de la Fundación Barceló, recomienda las siguientes conductas alimentarias:

* Reducir la ingesta de grasas saturadas y grasas trans, ya que sus grasas son estimulantes de la producción de LDL-C en el Hígado.

* Aumentar el consumo de fibra alimentaria, que permite eliminar el colesterol del organismo. Este componente se encuentra en gran cantidad en vegetales, frutas, legumbres y algunos cereales integrales.

* Es importante incorporar en la dieta Fitoesteroles, componentes con estructura similar a la del colesterol, que son captados con mayor facilidad por el organismo. Se encuentran presentes en legumbres y algunos productos reforzados.

* Además, para mantener el peso corporal dentro de los valores saludables, es fundamental llevar una frecuencia de actividad física en paralelo a un plan alimenticio adecuado. Esto contribuye a aumentar el nivel de HDL-C y oxidar las grasas alojadas en el cuerpo.

* También, se debe tener en cuenta que existen otros factores exógenos, como el tabaquismo o el estrés que causan una mayor producción de LDL-C.

Deja un comentario