Jardín: Familias aisladas en Oasis reclaman reparación del intransitable camino de acceso

ATENCIÓN EN SALUD, CAMINOS E ILUMINACIÓN SON LOS TEMAS QUE MÁS PREOCUPAN

JARDÍN AMÉRICA. Ubicada a 12 kilómetros del casco urbano de Jardín América, en Colonia Oasis, habitan más de 2500 habitantes. El camino para llegar es prácticamente inaccesible. Los vecinos que viven y trabajan en el lugar se sienten aislados, reclaman desde hace años que lo reparen, y nunca fueron escuchados.
Cansados de esa situación, decidieron hacer una reunión con el diputado Martín Sereno para hacerle conocer sus problemáticas, que además de los caminos y de iluminación, padecen la contaminación, falta de limpieza y de atención en salud, porque la Municipalidad no gestiona. Se trata de una zona productiva, la más antigua del lugar, y sin embargo está aislada.
“Acá nació Jardín y ahora el jefe comunal la trata como a una madre abandonada: sin caminos, ni salud, ni espacios públicos adecuados para los niños”, lamentan los vecinos.
Uno de los padres de familia, Luis Barreto, con dos hijos, posee un pequeño negocio en la zona, y como el resto de la población pide solución para el acceso a Oasis que es uno de los mayores problemas que sufren. “Nos cansamos de reclamar al Gobierno municipal sin que nos de respuesta, así que ahora nos reunimos con el diputado Sereno, y estamos viendo si podemos pedir a las autoridades provinciales que nos escuchen. El acceso es uno de los graves problemas para todos, pero especialmente para los pequeños productores que son muchos en la colonia, y el acceso es casi intransitable, tanto en días normales, como cuando llueve que directamente es imposible salir, quedamos aislados”, enfatiza.
Atención en salud en general y de odontología en particular
Barreto explicó que el problema del camino afecta también a los docentes que no pueden entrar, y lo mismo sucede con las fuerzas de seguridad, policías, prefectura, gente que debe cumplir su guardia y le es muy complicado llegar.
“Nos cansamos de enviar notas al Municipio por el camino y la situación de la salud, especialmente en odontología, se ve mucha gente joven sin dientes. Hay una sola enfermera que no da abasto y el médico llega una vez por semana. Hay problemas de urbanismo, temas que hacen a una mejor calidad de vida para quienes habitamos en esta colonia”.
En Oasis hay dos escuelas primarias, una provincial y una adventista con gestión privada; además un establecimiento secundario, aserraderos, carpinterías. Mucha gente que se dedica a la albañilería, y gran cantidad de colonos que producen, “pero necesitamos el apoyo del Gobierno provincial para que se puede aprovechar esa producción”,

Los pobladores se sienten abandonados
Jorge Ocampo contó que padecen ese abandono los 365 días del año y se sienten dolidos y defraudados cuando plantean sus carencias en el Municipio y no reciben respuesta. “Los chicos no pueden ir a jugar a la plaza porque el pasto tiene 40 centímetros de alto, muchas veces no es dinero lo que se necesita, sino voluntad, y eso es lo que más nos duele”, dijo.
Así fueron relatando sus necesidades como el arreglo de calles, la plaza, no hay juegos para sus hijos, los caños de las hamacas están muy deterioradas porque tienen más de 30 años y la Comuna nunca se ocupó.
El pastizal es tan tupido que más de una vez sucedió que los chicos salieron corriendo porque vieron una víboras en el lugar. “Que haya víboras en la plaza donde hay niños es muy peligroso”.
Una de las madres que participó en la reunión, Teresa Pabluk, hace 17 años vive en Oasis, y reclamó que le preocupa que los chicos para ir a la escuela, tengan que pasar por el medio de la plaza, que carece de iluminación. La escuela primaria cuenta con más de 100 alumnos, además hay un jardín de infantes y como padres nos sentimos muy desprotegidos”.
Por todo esto decidieron volver a exigir sus derechos. “Queremos soluciones, que nos escuchen y nos traten dignamente como personas y no como gente de segunda. Los que vivimos acá somos trabajadores, y estamos orgullosos de esta tierra, porque en Oasis nació Jardín América, pero nos sentimos solos y desamparados. Lamentablemente, a veces, Oasis es conocida en los medios solo por temas relacionados al delito”, se quejan

Más de 300 personas discapacitadas
El diputado Martín Sereno señaló que después de reunirse con los vecinos, ya realizó gestiones ante la Dirección Provincial de Vialidad para solicitar que se ocupen de poner en condiciones el camino de acceso a Oasis, y con el Ministerio de Salud Pública, para que se implemente un operativo de atención de salud a la población de la colonia. “Tenemos el compromiso de ambos organismos de que se ocuparán de solucionar esos problemas que reclaman las familias, además de la iluminación y limpieza del espacio público que transitan los chicos para concurrir a la escuela, o cuando juegan en la plaza que tampoco está en condiciones, con el riesgo que implica, y ese tema puntual debe ocuparse el personal de Obras y Servicios Públicos Municipal”.
Agregó que no se puede creer el estado de abandono en el que viven los vecinos de Oasis, por parte de las autoridades municipales. “Prácticamente están aislados, sin caminos ni iluminación, sin atención en salud, sin mantenimiento de los lugares públicos, sin regularización de sus tierras. Son más de 2500 ciudadanos que reclaman la intervención del Estado municipal”, resaltó.
Otra vecina sostuvo que para el intendente Oscar Kornoski (FR), “nuestra colonia no es prioridad porque nos tiene abandonados, no hay voluntad para solucionar los problemas”.
Existe un proyecto aprobado para hacer un Centro Integrador Comunitario (CIC), incluso se consiguió el terreno; pero no hay decisión política y la gente está cansada de la inacción municipal.
Colonia Oasis también alberga a muchas personas discapacitadas que necesitan atención. Hace dos años se hizo un censo y se detectó más de 300 personas con algún grado de discapacidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: