Suplementos nutricionales: ¿Son tan saludables como se cree?

Cada vez son más las propuestas para complementar nuestra dieta. Consideraciones necesarias a la hora de elegirlos.

Habitualmente los suplementos nutricionales son consumidos en planes de pérdida de peso o de aumento de la masa muscular, en conjunto con una rutina intensa de entrenamiento físico. Además, se utilizan en gran medida para complementar la alimentación de las personas. Sin embargo, es fundamental recurrir al médico antes de consumirlos para evitar problemas de salud. Desde la Carrera de Nutrición de la Facultad de Medicina de Fundación Barceló brindan algunos consejos para tener en cuenta.

Los suplementos nutricionales son vitaminas, minerales, aminoácidos o sustancias naturales que colaboran a compensar los macro y micronutrientes en una alimentación deficiente. Si bien el consumo de muchos de estos productos es beneficioso para optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico y el rendimiento de energía de nuestro organismo, es importante tener en cuenta que son sólo un aporte a la nutrición cotidiana y que no pueden reemplazar alimentos en nuestra dieta.

Es fundamental rescatar que, si bien pueden aportar a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios, especialmente en situaciones de mayor necesidad o menor ingesta, no podemos confundirlos con medicamentos ya que no ayudan a tratar, prevenir o curar enfermedades. Además, es importante estar atentos a sus ingredientes y cantidades, dado que muchos, contienen gluten o lactosa, e ingeridos en grandes dosis pueden ser contraproducentes para nuestra salud.

TRES SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE COMPLEMENTAN LA DIETA

Los suplementos aportan cantidades significativas de proteína, carbohidratos, vitaminas, minerales, aminoácidos y fibra: elementos fundamentales para llevar una alimentación completa.

ESPIRULINA: Es una cianobacteria que tiene forma de espiral y se caracteriza por estar compuesta en su mayoría por un 75% de proteínas. Posee gran cantidad de vitaminas y minerales, a la vez que contiene hierro, zinc, ácido fólico y ácidos esenciales. Este

suplemento refuerza el sistema inmune ya que posee factores antioxidantes, antivirales y antiinflamatorios. Además, tiene beneficios cardiovasculares; ayudando a reducir el colesterol y los triglicéridos

LEVADURA DE CERVEZA: Es la mejor fuente de vitamina B ya que aporta energía al ser humano, ayuda a producir numerosas hormonas y enzimas y cuida la salud tanto del corazón como de las arterias, entre otras funciones básicas. Es un excelente suplemento alimenticio sobre todo para personas con anemia o escasas proteínas. Además, es aconsejable para hipertensos y diabéticos ya que no contiene azúcares, es baja en sodio y contiene un alto nivel nutricional que sirve para regular la tensión.

LECITINA DE SOJA: Aporta gran cantidad de vitaminas B y E, y fósforo. Actúa como antioxidante y protectora de las células del cerebro en particular y del organismo en general. Por esta razón es aconsejable para atletas que desean mejorar su rendimiento físico y para estudiantes que buscan una mejora en su rendimiento mental. La lecitina de soja reduce el cansancio, aumenta la concentración y la memoria.

Una dieta sana y equilibrada debería aportar las vitaminas y minerales suficientes como para no tener que recurrir a suplementos naturales. En caso de necesitarlos, desde la Facultad de Medicina de Fundación Barceló aconsejan acudir siempre al médico para evitar futuros problemas de salud.

Deja un comentario