Bernardo de Irigoyen: Niño con discapacidad, recibió silla de ruedas y ayuda del Municipio

Después de las gestiones que realizó el Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, Nélida Eliana Dávalos está mucho más tranquila.
En su casa del Paraje Dos Hermanas, de Bernardo de Irigoyen, esta madre de cinco hijos, entre ellos Fabián, de 10 años que padece cierto grado de parálisis cerebral, epilepsia y un trastorno motriz en las piernas, recibió una silla de ruedas acorde a sus necesidades.
“A los pocos días que estuvo el diputado Martin Sereno, y que se conoció la historia de mi hijo en los medios de comunicación, vino personal de la Municipalidad a ofrecerme ayuda. Después se acercó la señora Emilia que trabaja en Acción Social y le entregó una silla nueva a Fabián, además de pañales, leche, y mercaderías que también me hacía falta. Visitaron la casa y se comprometieron a que van a asistir a mi hijo todos los meses con lo que podamos necesitar”, contó Nélida.
También le aseguraron que el chico tendrá asistencia médica, y además le harán una historia clínica con la intención de iniciar su pensión por discapacidad. “Ojalá cumplan con sus promesas y mi hijo pueda estar mejor”, se esperanzó la joven madre.

 

Necesidad de que cobre una pensión
“Este chico sobrelleva una discapacidad prácticamente desde que nació, y por diferentes circunstancias, ni siquiera pudieron darle el Certificado Único de Discapacidad, y por lo tanto tampoco recibe una pensión. Ahora, todo indica que las autoridades municipales se van a ocupar del tema y podrá mejorar su calidad de vida”, señaló el diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social).
Fabián nació por parto normal en el 2007, pesó 2950, era sano, y al poco tiempo de nacer, su vida fue un calvario.
“Él empezó a sentirse mal, se le hinchaba la panza, lo llevé a un pediatra de Iguazú, me mandó al Hospital del Samic de Eldorado, donde lo operaron porque tenía una hernia que había reventado para adentro. Después de la cirugía estuvo casi inmóvil, tenía tres años y no se sentaba sólo, yo le hablaba o le movía la mano y no prestaba atención. Reclamé ayuda muchas veces, y ahora parece que por fin tendrán en cuenta mi situación”, manifestó la mujer.

Deja un comentario