San Javier: Familia en situación de pobreza reclama urgente asistencia para su hija con malformación congénita

SAN JAVIER. En el barrio Stella Maris, de San Javier vive Ramona Antúnez Viera, junto a su familia. Su hija Tatiana Reis, padece una discapacidad, una malformación en las extremidades -carece de manos y piernas- que le impiden desplazarse  con normalidad, y no sólo necesita una silla de ruedas, sino también asistencia integral. La mujer realiza este reclamo desde hace mucho tiempo, y hasta ahora no obtuvo respuesta favorable.

La situación de Tatiana es extrema y urgente. Su malformación congénita es grave, y no puede contar con una silla de ruedas, y cuando debe ser trasladada al hospital de San Javier, no dispone de la ambulancia. “Me la niegan”, se queja la joven madre, explicando su situación al diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social), a quien acudió por ayuda, y éste se acercó a casa a interiorizarse sobre el problema.
“En el Hospital de San Javier hay dos ambulancias, pero nunca están disponibles para los pacientes, que se quejan de la mala atención del personal; pero además, ésta chica no tiene un hábitat digno, de acuerdo a su discapacidad, para vivir con su madre. Hace unos ocho meses anduvo por la casa de Ramona, gente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, hicieron promesas, armaron carpetas, y nunca más tuvo novedades”, señaló el diputado.
Necesidad de una habitación para Tatiana
“Estoy cansada de pedir sin que el Estado me de soluciones. Los funcionarios de la Nación que vinieron en octubre del 2016, prometieron traernos los materiales para agrandar la casa y hacer una pieza para Tati, porque nuestra vivienda es muy chica, y tengo varios hijos. Me dijeron que demorarían unos cuatro meses, ya se cumplió ese plazo y nunca más se comunicaron. Se llevaron fotocopias, fotos de ella incluso, me pidieron, hasta el último recibo de su pensión; pero nada”, cuenta la madre con dolor la madre.
La adolescente tiene una silla de ruedas usada que le queda chica y se cae. “Fui varias veces al Municipio a pedir una silla más grande; pero por acá no aparecen ni las promotoras. Cuando ella se descompensa, y es una urgencia la tengo que llevar a la clínica y pagar la consulta, porque con su obra social no la quieren atender, salvo que la lleve al hospital donde la atienden gratis”, subrayó.

Sin asistencia de la Municipalidad de San Javier
Ramona Antúnez y su familia viven en situación de pobreza, su casa es muy chica, con el piso de tierra y desparejo. “Mi marido es changarín y gana muy poco. Yo quería arreglar un poco el piso para ella que anda por todos lados, se sube y baja de la cama, pero es imposible, con lo que gana mi marido no alcanza. Estaba confiada con lo que me prometieron de Nación, pero no se comunicaron más”, repite
Tampoco recibe ayuda de la Dirección de Acción Social de la Municipalidad que no la asiste de ninguna manera. “Me preocupa el estado de Tati porque a veces está con bajo peso, ella no come toda clase de comida, porque no puede tragar por el tema de su garganta, y al no contar con la ambulancia, tengo que pagar un remisse”.
Esta madre luchadora, lo único que percibe es una pensión por la discapacidad de la adolescente; pero carece de acompañamiento del Municipio o de otro organismo, quienes se desinteresan totalmente por situaciones como las que padece Tatiana Reis.
Salud Pública junto a Sereno llevarán silla de ruedas a la joven
“Duele mucho ver esto que es un caso conocido para el Municipio porque se presentaron varios pedidos y notas. También hubo un montón de dirigentes políticos y funcionarios que visitaron la casa de Ramona por la situación de Tatiana, y comprometieron acciones; pero hasta ahora nadie hizo nada”, reclamó el legislador Sereno, que ya inició gestiones ante Dalila Bühl, responsable del Programa Incluir Salud, y con la Vicegobernación. “Nos prometieron acciones prontas y concretas como acercarle la silla de ruedas que Tatiana necesita de acuerdo a su discapacidad. Y además, la construcción de la ampliación de la casa para que tenga su propio espacio. Eso es muy necesario porque los objetos y la movilidad de ella es distinta al resto de la familia, y lo tiene que conformar de acuerdo a sus capacidades. Esperemos que a través de esta gestión que hicimos pronto lleguen las soluciones que espera desde hace años”.
Justamente, este jueves, la doctora Dalila Bühl, coordinadora de Incluir Salud que depende del Ministerio de Salud Pública, se comunicó con el diputado Martín Snereno, para adelantarle que ya tiene la silla de ruedas adecuada para la patología de Tatiana Reis, y éste viernes viajarán juntos a San Javier a entregarla.
 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: